PPK utiliza la Cumbre de las Américas para salvarse de la vacancia

A solicitud de la OEA,  el vocero parlamentario Alberto Quintanilla, el Secretario general del Movimiento Nuevo Perú, Alvaro Campana, y Anahí Durand, responsable de Relaciones Internacionales sostuvieron una reunión con el Dr. Luis Almagro.

 

En primer término, comunicamos nuestra posición respecto a la VIII Cumbre de las Américas “Gobernabilidad Democrática frente a la Corrupción” señalando que dicho evento se encuentra deslegitimado, pues se realizaría en medio del mayor escándalo de corrupción que vive el Perú. El caso de corrupción vinculado a la empresa Odebretch involucra a los últimos cuatro ex presidentes, incluyendo el actual presidente Pedro Pablo Kuczynski. Se trata de hechos en investigación y con certeros indicios probatorios que incapacitan a Kuczynski para ejercer la presidencia, razón por la cual nuestra agrupación política ha presentado un proyecto de vacancia.

 

Ante la crisis que vive su gobierno, el señor Kuczynski utiliza políticamente la VIII Cumbre de las Américas para desviar la atención de los problemas nacionales. Sólo así se explica la posición del Ministerio de Relaciones Exteriores de negar la entrada al presidente de Venezuela Nicolás Maduro, contraviniendo el artículo 132 de la propia carta de la OEA y rompiendo la tradición de respeto a la soberanía Latinoamérica que caracterizó a nuestra Cancillería. En esta línea, manifestamos también nuestro rechazo al denominado “Grupo de Lima” creado para tratar la crisis en Venezuela por su carácter parcializado e intervencionista. Ello revela el doble rasero y manipulación del espacio, pues guarda silencio sobre otros graves casos de violación a la democracia y los derechos humanos ocurridos entre sus países miembros.

 

Para el MNP la solución a la crisis en Venezuela compete a las y los venezolanos y todo aporte de la comunidad internacional debe ser por una salida democrática y de paz que acerque las partes en conflicto y no exacerbe la confrontación. El Movimiento Nuevo Perú se reafirma en la defensa del diálogo y el rechazo a toda amenaza intervencionista política o militar por parte de los Estados Unidos.

 

Expresamos nuestra preocupación por la situación política que hoy vive Honduras. Tras la inconstitucional y fraudulenta elección de Juan Orlando Hernández el 28 de diciembre del 2017 la misión electoral de la OEA se pronunció señalando que debían realizarse nuevas elecciones, pero no se ha avanzado nada al respecto. Peor aún, la situación de los derechos humanos se ha agravado y, durante las protestas cuarenta manifestantes fueron asesinados y miles fueron heridos y detenidos. Esto suma a las amenazas contra líderes sociales, como es el caso del asesinato de la activista Berta Cáceres en marzo del 2016, todavía en investigación. Asimismo, existen graves problemas de corrupción que llevaron a la reciente renuncia del jefe la Misión contra la Impunidad de Honduras (MACCIH), Juan Jiménez Mayor y del abogado Julio Arbizu, quienes denunciaron la falta de compromiso para luchar contra  la corrupción.

 

Finalmente hicimos notar al señor Almagro que, como secretario general de la OEA, no puede emitir opinión sobre el ilegal indulto concedido al ex dictador Alberto Fujimori, pues está pendiente un pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre este caso. Dichas declaraciones erosionan la autonomía de la CIDH que como funcionario del sistema interamericano debe respetar.

 

El Movimiento Nuevo Perú se reafirma una vez más en su compromiso con la integración de Latinoamericana en condiciones de bienestar para sus pueblos.

 

 

 

Movimiento Nuevo Perú