Por reconocimiento del trabajo de las mujeres y contra todas las violencias machistas

En nuestro Congreso Fundacional el Movimiento Nuevo Perú se ha definido como una organización política feminista; por lo que hoy, -8 de marzo- Día Internacional de la Mujer Trabajadora, nos reafirmamos como una organización que lucha por alcanzar la igualdad real y, en tanto ello, reconocemos y revaloramos el trabajo remunerado y no remunerado que realizan las mujeres y que es fundamental para el sostenimiento de la sociedad.

 

Diariamente la sociedad y el propio Estado niega la importancia del trabajo de cuidado o, también llamado, el trabajo doméstico no remunerado que es realizado fundamentalmente por las mujeres y que produce bienes y servicios necesarios para la vida; transfiriendo la plusvalía, que es el valor que se genera por encima del conflicto capital trabajo, al mercado. Por eso proponemos, asumir el trabajo no solo como aquel que genera renta, sino también como aquella actividad que produce bienes y servicios para el sostenimiento de la sociedad.

 

Buscamos lograr compromisos políticos de cara a reconocer social, política y económicamente el trabajo doméstico no remunerado, así como, eliminar la sobrecarga del mismo para las mujeres, lo cual se refleja directamente en las brechas salariales, la alta participación en el trabajo informal y altamente precarizado, la baja representación política, entre otras. Nuestro compromiso es lograr asumir desde la sociedad y el Estado, el cuidado y sostenimiento de la vida.

 

Luchamos, además, por que las mujeres desaparecidas sean encontradas, porque no haya más mujeres víctimas de violencia y las que lo sufren encuentren justicia, porque no hayan más niñas y adolescentes con embarazos forzados, porque las mujeres indígenas no vivan el despojo de sus territorios ni sean criminalizadas por su defensa; y por reparación y justicia para las más de 200 mil mujeres víctimas de esterilizaciones forzadas durante la dictadura de Alberto Fujimori.

 

No olvidamos que el modelo neoliberal con reducción de la intervención del Estado, ha transferido la provisión de servicios públicos de cuidado, salud, educación y protección social a los hogares en donde son las mujeres quienes mayoritariamente asumen este trabajo, generando dependencia económica de las mujeres, significando -muchas veces- que no sean capaces de salir de espacios de violencia.

 

Desde el Nuevo Perú expresamos nuestro compromiso con la democracia y el rechazo contra la corrupción e impunidad, por lo que, nos comprometemos a luchar por una democracia real que garantice los derechos de las mujeres eliminando el machismo, la discriminación, el racismo, la violencia de género, la impunidad, la explotación laboral y la corrupción, así como, el rechazo el modelo económico que no garantiza nuestros derechos

 

#8M

#TodasXJusticia