Por los derechos de los pueblos indígenas y la defensa del medio ambiente

Entre el 2008 y 2009 el gobierno de Alan García aprobó numerosos decretos legislativos dirigidos a parcelar y privatizar los territorios indígenas, desencadenando actos de protesta en diferentes partes del país. Estado no brindo atención adecuada ni oportuna a los persistentes y legítimos reclamos planteados por los pueblos indígenas amazónicos, muy por el contrario, su respuesta fue una violenta represión cuyo lamentable hito culminante fue el llamado “Baguazo”, acaecido un día como hoy 5 de junio del 2009, con el lamentable saldo de 33 personas fallecidas, 1 desaparecido y 200 heridos.

 

A nueve años del este terrible suceso que enluto a familias, las acciones por “modernizar” el régimen de propiedad de los territorios de los pueblos indígenas ha sido continuadas por los sucesivos gobiernos, menoscabado sistemáticamente sus derechos. A ello se suma, las múltiples modificaciones en el campo penal, que han venido criminalizando la protesta social. Por ello, exigimos el pleno respeto a los derechos individuales y colectivos de todos nuestros pueblos, y en particular de los pueblos indígenas cuyas voces han sido históricamente relegadas.

 

Creemos en un Perú en el que la justicia nos haga reconciliarnos entre peruanos/as y en el que todos los responsables de sucesos como el de Bagua, sean finalmente sancionados. Creemos en un país en el que el Estado cuide el medio ambiente, garantizando que la inversión sea ambientalmente sostenible y respetuosa de los derechos fundamentales de las personas. El derecho a la consulta previa debe ser efectivamente ejercido, especialmente en los territorios donde se desarrollan actividades extractivas.

 

Demandamos al Estado y a las autoridades de sus distintos poderes, a realizar una labor que fortalezca los lazos con la ciudadanía, que se reconozca la diversidad étnico cultural que existe en nuestro país y que lo enriquece, que se respeten los derechos de los pueblos indígenas. El crecimiento económico no puede ir reñido con la dignidad de las personas ni puede ser a costa de devastar el planeta, la única casa común que tenemos.

 

¡Bagua Nunca más!

¡Por los Derechos de los Pueblos Indígenas!

Por la defensa y cuidado del medio ambiente