El Nuevo Perú en las elecciones locales y regionales 2018

Entre el 7 de octubre (primera vuelta) y la primera quincena de diciembre (segunda vuelta) elegiremos a nuestras autoridades distritales, provinciales y regionales.

 

Este proceso electoral se desarrolla en medio de una profunda crisis destapada por los casos “Lavajato” y “Lavajuez”, con denuncias sobre grupos políticos y redes mafiosas penetrando en la ONPE para inscribir sus partidos a cambio de favores o dinero, o influyendo en el propio JNE. Asimismo, la mayoría fujimorista en el Congreso limitó la capacidad fiscalizadora de la ONPE respecto al financiamiento de campañas e impidió que los partidos políticos se hagan responsables por las infracciones de sus candidatos. Además, se abrió la posibilidad de que los candidatos pudieran postular en localidades donde no residen con lo cual muchos de ellos le han sacado la vuelta a la no reelección, además de recurrir a sus parientes para que les cubran las espaldas postulando donde estuvieron antes.

 

Hemos visto, pues, cómo redes delictivas han encontrado en los gobiernos locales la cobertura y el aparato para robar, extorsionar y lavar dinero sucio. Esta grave crisis genera rechazo en la ciudadanía, desánimo frente a la campaña electoral e incrementa su desconfianza en las instituciones.

 

Desde el Nuevo Perú nos propusimos generar alianzas en los territorios con las fuerzas de izquierda, progresistas y democráticas para frenar el avance de las mafias y ofrecer alternativas comprometidas con un desarrollo local sostenible y con los derechos de la gente. Lamentablemente, el no contar con un registro electoral propio, así como la debilidad orgánica y la falta de madurez propias y de nuestros potenciales aliados, nos ha llevado a un escenario de dispersión y pérdida de perfil político que debemos asumir autocríticamente.

 

Existen algunos acuerdos puntuales que involucran a nuestros militantes en diversas listas, pero solo pudimos lograr acuerdos orgánicos para la Municipalidad metropolitana de Lima con Juntos por el Perú (JPP) y en la provincia de Huancavelica con Democracia Directa (DD). Llamamos a la militancia del Nuevo Perú a respaldar activamente estos esfuerzos.

 

Conscientes de la complejidad y los riesgos de este proceso electoral, saludamos a las fuerzas democráticas y del cambio que, a pesar de esto, están participando en este proceso como el PDR en Puno, MAS en Cajamarca, FIRME en Moquegua, MAS en San Martín, entre otras.

 

Nos reafirmamos en nuestro compromiso por construir un instrumento político amplio, plural, arraigado en los territorios, que permita construir poder y gobierno desde y para los pueblos.

 

 

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

21 de setiembre 2018