El pueblo habló y pide más cambios. 5 tareas urgentes posreferéndum

La importante participación ciudadana en el referéndum del 9 de diciembre es la afirmación de la soberanía popular como esencia de la democracia. El pueblo ha hablado y ha expresado su contundente rechazo a la mayoría parlamentaria y a una manera de hacer política autoritaria, lobista y corrupta. Este Parlamento, en la práctica, ha sido censurado por la gente.

 

La ciudadanía ha demandado, entonces, un cambio profundo encaminado a la recuperación de la justicia y la democracia para ponerlas al servicio del pueblo. Por ello, desde el Nuevo Perú ratificamos la necesidad de impulsar el diálogo y la movilización ciudadana para garantizar que los cambios se den y que se den a favor del pueblo.

 

Hoy, tras el referéndum, consideramos que éstas son las tareas urgentes:

 

  1. Garantizar que las investigaciones por corrupción lleguen hasta el final. Sabemos que los investigados seguirán buscando entorpecer la justicia, utilizando su mayoría en el Parlamento o a su fiscal de la Nación. Debemos estar vigilantes para impedir que esto ocurra.

 

  1. Garantizar que la Junta Nacional de Justicia aprobada en el referéndum se implemente con los más rigurosos criterios, con absoluta transparencia y garantizando la participación de las mujeres.

 

  1. Continuar la reforma política y renovar los partidos con cambios urgentes como la restricción de la inmunidad parlamentaria, las garantías de participación de las mujeres y los pueblos indígenas y nuevas reglas de juego para los partidos políticos. No basta con renovar las candidaturas, es necesario renovar los partidos o seguiremos teniendo representantes lobistas y corruptos.

 

  1. Impulsar más reformas anticorrupción para acabar con los lobbies. No podemos permitir que grandes empresas como Odebrecht, el Club de la construcción, mineras y petroleras sigan imponiendo leyes a medida, adendas infinitas a los contratos, sobrevaloraciones, exoneraciones tributarias y toda clase de beneficios económicos en perjuicio de la gente. No podemos seguir en este caos donde se impone el que más dinero tiene, necesitamos un Plan nacional de infraestructura y un nuevo sistema de contrataciones y APPs ordenado y transparente.
  2. Reactivar la economía y crear trabajo para la gente. En los últimos 3 años no se han creado empleos, pero hay cerca de un millón más de personas buscando trabajo. Recortar vacaciones o facilitar despidos como quiere la CONFIEP y el ministro de economía no es la solución, sólo reduciría el consumo y agravaría la crisis; lo que se necesita es reactivar la industria y la construcción aumentando la inversión pública, apoyando el agro reactivando el Agrobanco, poniendo en marcha el gasoducto del sur, eliminando las millonarias exoneraciones tributarias para invertir ese dinero en salud, educación, programas productivos, lucha contra la violencia hacia la mujer, etc.

 

Más allá de estos cambios urgentes, debemos seguir construyendo espacios de diálogo y trabajo conjunto con los diversos sectores y territorios del país, avanzando hacia un nuevo pacto entre los peruanos y peruanas consagrado en una nueva Constitución sobre la base de la soberanía, la justicia, la solidaridad y la democracia.

 

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

12 de diciembre 2018