CULTURAS

Para el Nuevo Perú la cultura es una dimensión clave del desarrollo; entendida como el modo en el que nos relacionamos entre nosotros, nuestros valores, costumbres e identidades, es fundamental promover una cultura del buen vivir que implica una relación armoniosa entre seres humanos y con la naturaleza. Para eso, las políticas culturales deben tener un enfoque integral, decolonial e intercultural, deben contribuir a construir una cultura democrática y de paz, y a superar el machismo, la violencia, la homofobia, el racismo, y la inseguridad.

Las políticas culturales deben ser descentralizadas y transversales a otros sectores y deben concretarse a través de planes de cultura locales. Deben promover las identidades locales y las cosmovisiones de los pueblos originarios, así como las tradiciones y fiestas populares que fortalecen la identidad y el sentido de pertenencia a la comunidad. Nuestro patrimonio cultural material e inmaterial debe ser puesto en uso social con participación comunitaria (consulta previa, búsqueda de consensos y cogestión) como
estrategia contra su privatización.

Queremos promover las industrias y servicios culturales como fuente de trabajo digno y de desarrollo integral, a través de la construcción de circuitos de circulación laboral (entre creadores, gobiernos locales y gestores culturales), así como promover la investigación, salvaguarda y difusión de experiencias de gestión cultural, y de saberes y prácticas andinas y amazónicas.