Etiqueta: Keiko

Ni golpe ni impunidad de los corruptos

Ante la grave crisis que atraviesa nuestro país, desde el Movimiento Nuevo Perú nos dirigimos a los peruanos y peruanas para expresar lo siguiente:

  1. Las evidencias de que las empresas del Sr. Kuczynski hicieron negocios con Odebrecht mientras éste era Ministro de Economía y Primer Ministro de un gobierno con el cual la misma Odebrecht tenía contratos son un claro ejemplo de cómo el Estado ha sido un botín para la clase empresarial en los últimos años. El Sr. Kuczynski tiene que responder por estos vínculos sin blindajes ni linchamientos, con el debido proceso que asiste a todo ciudadano en democracia.

 

  1. Al mismo tiempo, no podemos perder de vista que el fujimorismo ha desplegado una estrategia golpista para tomar el control del Ministerio Público, el Poder judicial y el Tribunal Constitucional con el único afán de blindar a la Sra. Keiko Fujimori y sus financistas. Están desesperados porque el Ministerio público ya tiene evidencias y testigos de aportantes fantasma con los cuales lavaron dinero corrupto y porque la declaración completa de Marcelo Odebrecht en Brasil estará en manos del Ministerio público en unos días, el cual también tomará pronto las declaraciones de Barata. Su desesperación los lleva a levantar psicosociales al estilo montesinista que buscan distraer y confundir a la ciudadanía.

 

  1. Por ello, debemos estar vigilantes para defender la separación de poderes que la mafia fujimorista quiere controlar para blindarse. Debemos velar por que todas las investigaciones a todos los involucrados en casos de corrupción continúen y lleguen hasta el final caiga quien caiga.

 

  1. La actual crisis ha puesto en evidencia que no se trata de casos aislados de corrupción sino de una corrupción sistemática resultado de una captura del Estado por intereses empresariales y mafiosos. Desde la tecnocracia lobbista hasta la mafia fujimorista todos han contribuido al saqueo sistemático de nuestro territorio y de nuestro Estado amparado por la Constitución del 93 mientras el pueblo recibía migajas. Mientras nos decían que no había recursos para salud, educación ni diversificación productiva, le siguieron regalando miles de millones en exoneraciones tributarias a grandes empresas, siguieron entregando obras a cambio de millonarios financiamientos para sus campañas y millonarias coimas. Se llenaron de plata los bolsillos a costa de la gente, de sus esfuerzos, sus derechos y su futuro.

 

  1. Por ello, no basta con mandar a la cárcel a los corruptos, necesitamos una refundación política y moral de nuestra Patria para que la historia de corrupción no se repita. Necesitamos recuperar el Estado y la democracia con y por la gente, los jóvenes, los trabajadores, las mujeres, los agricultores, comerciantes… ciudadanas y ciudadanos conscientes, movilizados y organizados para un proceso constituyente. Llamamos a todas y todos a construir espacios de debate, articulación y movilización para una Nueva Constitución para un Nuevo Perú.

 

Ni con el lobbismo de PPK ni con la mafia fujimorista

Nueva Constitución para un Nuevo Perú

 

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

19 de diciembre 2017

Fujimorismo pretende atentar contra el Tribunal Constitucional

Ayer por la tarde el fujimorismo volvió a mostrar su vena autoritaria al aprobar un informe que pide sancionar a cuatro magistrados del Tribunal Constitucional. Para Marianella Ledesma, Manuel Miranda y Carlos Ramos, piden 30 días de suspensión y para Eloy Espinosa-Saldaña, destitución y diez años de inhabilitación para ejercer función pública. Como en los noventa, esto es un claro atentado contra la independencia y la autonomía del Tribunal y un paso concreto para lograr su subordinación al fujimorismo.

 

El informe aprobado por la mayoría fujimorista presenta graves inconsistencias legales. Destaca por ejemplo la mención a un “ejercicio regular” de las funciones del Tribunal. Dicho argumento supedita el TC a los deseos del Congreso, que definirá subjetivamente cuando un ejercicio de sus funciones es regular y cuando no. Además presenta datos falsos al tergiversar el voto del ex magistrado Vergara Gotelli. Llama la atención también la rapidez con la que el fujimorismo pretende aprobar esta sanción, demostrando el interés político de la mayoría parlamentaria por amedrentar y controlar al Tribunal Constitucional

 

Este hecho nos preocupa pues recuerda los terribles años noventa, cuando el fujimorismo también destituyó a magistrados en una decisión que luego fue corregida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En su sentencia, la CIDH destacó que “cualquier acto estatal que afecte la independencia y autonómia del Tribunal Constitucional contradice el artículo 8 de la Convención”. Como en aquellos años, ahora el fujimorismo pretende garantizar la impunidad de sus líderes, investigados por lavado de activos, controlando instituciones fundamentales para el estado de derecho en el país.

 

Como lo hicimos ayer en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (a pesar de no contar con representación formal) rechazamos este intento del fujimorismo que representa un golpe a la institucionalidad y un nuevo intento de copar las instituciones del Estado para usarlas a su favor. Pedimos a la población mantenerse alerta frente a estos intentos, organizarse y salir a las calles para resistir estas embestidas del fujimorismo contra la democracia.

Fuerza Popular quiere engañar al pueblo peruano

En los últimos días se elevó la confrontación política a partir del desarrollo de importantes procesos de investigación penal que vinculan a políticos locales, relacionados no solo al caso “Lava Jato” y la entrega de coimas de por lo menos US$ 29 millones en el Perú, sino también a otros casos relacionados a la infiltración de dinero dudoso en las campañas electorales.

Hace unos días se anunció desde el Congreso el inicio de acusaciones constitucionales contra cuatro magistrados del TC y contra el Fiscal de la Nación, en una clara actitud autoritaria e intento de copamiento de dichas instituciones, como ya ocurrió en los años 90 durante el gobierno de Alberto Fujimori. Quedó claro que ello ocurre sospechosamente ante el reinicio de la investigación por lavado de activos contra Keiko Fujimori.

El interrogatorio del Fiscal José Domingo Pérez a Marcelo Odebrecht (48 preguntas, local de Policía Federal de Curitiba), llevó apresuradamente al jolgorio de la representación parlamentaria fujimorista en el Congreso, como si el resultado hubiera confirmado la ausencia de cualquier responsabilidad de la Sra. Fujimori, a raíz del texto en el celular de Marcelo Odebrecht que refiere “aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita”. Nada más falso.

De lo dicho por Marcelo Odebrecht en su calidad de colaborador eficaz, se puede confirmar que sí fue política general de la empresa, a través de sus estamentos locales, apoyar a los principales candidatos políticos en elecciones en el Perú del 2011, y específicamente a Keiko Fujimori y Alan García (cuya candidata aquel año era la ahora premier Mercedes Aráoz). Es decir, a los que tenían probabilidad de ganar.

Desde la Bancada de “Nuevo Perú”, tomamos nota y alertamos a la opinión pública, sobre el comportamiento de la mayoría fujimorista que se encarga de nombrar funcionarios “idóneos”, debilitando las competencias de las instituciones de control, fomentando el incremento de exoneraciones tributarias a grandes intereses (aeronáutica, leche, cerveza), e impulsando los grandes negocios en la Amazonía, sopretexto de mejorar la conectividad, que pone en riesgo a los Pueblos indígenas en especial a los que se encuentra en aislamiento voluntario y los biodiversos ecosistemas en los que habitan.