Etiqueta: Ni una menos

Justicia corrupta y machista: Peligro para las mujeres

Nuestro país afronta una de las peores crisis políticas y sociales desde el fin de la dictadura fujimorista, una crisis de régimen en la que las instituciones del Estado neoliberal pierden legitimidad evidenciando su captura por las mafias y el poder del dinero, afectando a su vez la vida de todas las personas.

El audio en el que el juez Hinostroza negocia la sentencia del violador de una niña y otras denuncias contra miembros del Consejo Nacional de la Magistratura y del Poder Judicial, evidencian como estos corruptos y machistas negocian con la vida de las niñas y las mujeres, trafican con sentencias que absuelven a violadores, dejan libres a los agresores, muestran como reina la impunidad en nuestro país y como se niega la justicia particularmente ensañándose con las mujeres.

A pesar de cientos de mujeres movilizadas y en las calles, de medios de comunicación más comprometidos contra la violencia hacia las mujeres y algunas tímidas medidas de parte del Gobierno, las mujeres siguen siendo asesinadas, habiéndose incrementado los feminicidios, las denuncias de abuso sexual, de violencia física sexual y psicológica en las cuales la gran mayoría de víctimas son menores de edad.

Se necesita con urgencia cambios de fondo para reducir estas cifras de terror, transformar y recuperar el Estado para que asuma un rol preponderante contra la violencia machista. Junto a ello, los medios de comunicación deben dejar de reforzar estereotipos machistas y la ciudadanía tiene que seguir movilizada. Por ello este 11 de agosto las mujeres nos volvemos a movilizar, por tercer año consecutivo para decir ¡Ni Una Menos!, exigiendo:

  • Una Reforma Integral del Sistema de Justicia con enfoque de género.
  • La revisión inmediata de todas las sentencias en materia de violencia de género, en particular las de violencia sexual, emitidas por la Sala que presidía el juez César Hinostroza Pariachi; y la destitución inmediata del Fiscal de la Nación Pedro Chávarry.
  • Aprobar presupuestos adecuados que permitan el efectivo cumplimiento de la Ley N° 30364 y el Plan Nacional contra la Violencia de Género.
  • Trabajo y bienestar para todas las mujeres, asegurando derechos laborales y sociales cambiando este modelo económico que enriquece a pocos y se sostiene principalmente en la explotación a las mujeres.
  • Garantizar autonomía sexual y reproductiva, libertad sexual, vida libre de violencia, igualdad y no discriminación, y el derecho de las mujeres en su diversidad y autoidentificación étnica, a decidir sobre nuestros cuerpos y la maternidad elegida.
  • Justicia y reparación para las mujeres que sufrieron violencia de género durante el conflicto armado de nuestro país.

 

Por justicia, por libertad, por nuestros derechos, por los de nuestras niñas y las futuras generaciones, porque anhelamos un Nuevo Perú libre de violencia machista, de impunidad y corrupción todas a las calles.

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

Marcha ¡Ni Una Menos!

Parque Washington Sábado 11 de agosto 2.00pm

Por un Nuevo Perú sin violencia hacia las mujeres

Hoy nos faltan 976 mujeres, todas ellas fueron víctimas de violencia, víctimas de feminicidios desde el 2009 hasta setiembre del 2017.

Nuestra sociedad tolera y admite diversas formas de violencia contra las mujeres naturalizando, invisibilizando y ridiculizando hasta disfrazarla como “subjetividades”, justificándola como una condición de las relaciones privadas, cuando no como parte de la esfera íntima. Somos testigos de cómo la violencia de género se relativiza al cuestionar lo que hizo una mujer antes, durante o después de la agresión para “provocar” a un agresor sano, en lugar de gritar el nombre. Mientras que la violencia institucional permite la impunidad evitando recordar que existen miles de mujeres que fueron víctimas de esterilización forzada y violadas durante el conflicto interno, miles aún desaparecidas y otras más esperando justicia.

En el Nuevo Perú no nos vamos a quedar en silencio cuando acosan políticamente a nuestras compañeras -Marisa Glave e Indira Huilca-, cuando las atacan por no callar, por defender los derechos de millones de mujeres que son víctimas de violencia en el país, miles de víctimas de violación en un país que ocupa el tercer lugar de países con mayor incidencia de agresiones sexuale. Tampoco normalizaremos la discriminación racista hacia la mujer andina que se promueve como entretenimiento, la violencia no es broma y la discriminación es violencia.

Las mujeres están hablando, están denunciando y el Nuevo Perú está con ellas, acompañando sus denuncias, exigiendo justicia y legislando en el Congreso para asegurar que no exista impunidad; porque creemos que para lograr un Nuevo Perú sin violencia dentro de nuestras casas, en los trabajos, en los espacios públicos, en la política, en nuestras organizaciones, tenemos que consolidar una actuación rápida y diligente.

Por ello, el compromiso del Nuevo Perú es tener una organización libre de violencia de género y en ese camino buscamos garantizar mecanismos para la plena participación de las mujeres en política y, así también, asegurar que cualquier caso de violencia que haya ocurrido o pudiera ocurrir dentro de nuestra organización sea atendido oportunamente; para ello se ha creado un Comité de ética que vele por este proceso, porque la lucha contra la violencia empieza por casa.

Y nuestra tarea inmediata es participar este sábado 25 de noviembre en la marcha contra la violencia hacia la mujer, en todas las regiones del país, para ello llamamos a toda nuestra militancia a participar de todas las actividades públicas programadas y ha realizar también un compromiso colectivo e individual para que nuestros actos en lo privado y en lo público reflejen ese Nuevo Perú que queremos construir.

¡Este 25N todas y todos nos movilizamos por un Nuevo Perú libre de violencia hacia las mujeres!