Etiqueta: Nueva Constitución

Organización y movilizacion contra la corrupción. Hacia una nueva Constitución

En las últimas semanas se ha confirmado que este Congreso está viciado por la mayoría parlamentaria mafiosa. Hemos visto cómo evitaron que se investigue a los ex magistrados del CNM como parte de una organización criminal, cómo blindaron al congresista Becerril y sellaron un pacto con Chávarry, quien hoy funge de Fiscal de la Nación. Hemos visto cómo, burlando todos los procedimientos, han impuesto una ley con la que pretenden dejar en libertad a Fujimori, Montesinos y sus secuaces durante la dictadura -ley que el Presidente Vizcarra debe observar. Los vimos también boicotear el referéndum a pesar de que se trata de tímidos parches a una Constitución que urge cambiar en su integralidad.

 

Hoy están acorralados y desesperados e intentan blindarse por todos los medios atacando esta vez a quienes los han denunciado y, en particular, a los fiscales y jueces que los están investigando. Sin lugar a dudas, intentarán desprestigiarlos y removerlos para asegurar su impunidad.

 

Estamos ante un momento crucial en el que se define si se recomponen y continúan operando las mafias que han secuestrado el país o si las extirpamos para empezar a recuperar la justicia y la democracia para la gente.  No podemos esperar que esta crisis se resuelva “en las alturas” porque terminarán blindándose entre ellos, pactando bajo la mesa o descaradamente como lo están haciendo ahora. Los ciudadanos y ciudadanas debemos tomar iniciativa, organizarnos y movilizarnos para asegurar que las investigaciones lleguen hasta el final y que este Congreso viciado sea reemplazado por una Asamblea constituyente elegida democráticamente.

 

Por ellos, llamamos a todos los ciudadanos, colectivos, organizaciones sociales y políticas democráticas a la movilización constante para exigir que se vaya Chávarry de la Fiscalía de la Nación y que todas las investigaciones sigan con rigor, celeridad, sin presiones de ningún tipo. Llamamos a abrir espacios de encuentro y de diálogo en los que podamos discutir los alcances del referéndum y sus límites y, sobre todo, cómo darle continuidad a ese impulso transformador, abriendo el paso hacia una Asamblea Constituyente para recuperar la justicia, la democracia, la soberanía sobre nuestros recursos, los derechos a educación, salud y vivienda hoy convertidos en mercancías. Llamamos a todas y todos a confluir en el Encuentro nacional de organizaciones sociales y ciudadanos este 27 de octubre en Lima para definir juntas y juntos ese camino.

 

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

17 de octubre del 2018

El referéndum va

HACIA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

 

Transcurridos 40 días desde que el Presidente presentó las propuestas de reforma al Congreso, el Fujialanismo ha demostrado, una vez más, que está más preocupado en mantener sus redes de poder para blindarse y hacer sus negociazos que en impulsar los cambios urgentes. Por ello, saludamos que el Presidente haya planteado Cuestión de Confianza en torno al referéndum y creemos que debe mantenerse firme y, de ser necesario, cerrar el Congreso y convocar a nuevas elecciones. Por nuestra parte, respaldaremos la reforma del CNM, la eliminación de todo tipo de reelección, la bicameralidad sin mayor gasto y con una representación más cercana a los territorios y la gente (dejando el número de representantes y los mecanismos de elección para una ley posterior) y una mayor transparencia y fiscalización a los partidos políticos.

 

Sin embargo, debemos reiterar que, si bien las reformas planteadas por el Ejecutivo constituyen un primer paso, son insuficientes. Poco efecto tendrá establecer la no reelección o la bicameralidad, por ejemplo, si permitimos que corruptos, lobistas y personas vinculadas con el narcotráfico sigan en política. Para evitarlo, se debería no solo renovar candidaturas sino partidos políticos, restringir la inmunidad parlamentaria, establecer como delito recibir financiamiento de fuente ilícita, o prohibir la contratación privada de publicidad electoral en medios de comunicación porque ahí es donde se va la mayor parte del dinero sucio, entre otros cambios.

 

La crisis que vivimos evidencia que no podemos seguir poniendo parches a la Constitución fujimorista, la misma que ha permitido que el poder del dinero secuestre la democracia y la justicia. Necesitamos un cambio integral, un nuevo pacto entre peruanos para dejar atrás el entreguismo y la corrupción. Debemos abrir un gran diálogo y movilización nacional para impulsar una Asamblea Constituyente que garantice los cambios de fondo que nuestro país necesita, sobre la base de la soberanía, la justicia, la solidaridad y la democracia.

 

Entretanto, no podemos permitir que los grupos de poder económico sigan haciendo sus negociazos a costa de nuestros recursos y derechos, por ello, emplazamos al Presidente a rechazar la nueva ley de hidrocarburos que remata nuestros recursos reduciendo las regalías a porcentajes irrisorios y limita la consulta previa y la fiscalización ambiental poniendo en riesgo nuestro mar y nuestros bosques. Asimismo, denunciamos que el Presidente Vizcarra sigue a pie juntillas la política económica de PPK y sus predecesores, generando la drástica caída del empleo y de los ingresos de las familias peruanas, al mismo tiempo que mantiene – ¿a pedido de la Señora K? – las millonarias exoneraciones tributarias a grandes empresas que hoy deberían recuperarse para generar empleo en sectores productivos y de servicios y para mejorar la salud y la educación.

 

Junto a la ciudadanía, a las y los jóvenes, mujeres, trabajadores, pueblos indígenas, organizaciones sociales y políticas democráticas estaremos vigilantes y movilizados para garantizar que todas las investigaciones contra los corruptos lleguen hasta el final, para que el referéndum se lleve a cabo y para avanzar hacia una Nueva Constitución desde la gente y para la gente.

 

Movimiento Nuevo Perú

17 de setiembre 2018

Ni derecha lobista ni mafia fujimorista: Nueva Constitución para un Nuevo Perú

 

Como dijimos antes, la vacancia o no vacancia de PPK no iba a resolver la profunda crisis que vive nuestro país. Lo que tenemos ahora es un gobierno débil que inmediatamente se entrega a los brazos de parte del fujimorismo con el probable indulto de Fujimori. Igualmente, las declaraciones que vienen de Brasil, pondrán en situación crítica al mismo PPK, a Keiko Fujimori, a Alan García y a otros políticos y empresarios. Mientras, algunos en la izquierda, siguen buscando diferencias más que coincidencias en un momento en que más allá de nuestras diferencias tácticas requerimos convocarnos a la conformación de una gran frente ciudadano y popular para abrir un curso constituyente. En este sentido, exponemos lo siguiente:

1.    La Constitución de 1993 es caduca e inviable, sostiene un modelo político y económico que favorece a la corrupción y vulnera los derechos de la población. El orden constitucional instalado tras el golpe Fujimorista del 1992 y continuado por los sucesivos gobiernos democráticos es insostenible y debe ser transformado. La crisis generada por la corrupción del caso Lavajato, revela la profunda descomposición de la clase política y empresarial que ha robado y se ha enriquecido a expensas de este modelo.

2.    El fujimorismo insistirá en una estrategia golpista para copar el poder y tapar sus delitos.  Ha quedado demostrado que al Fujimorismo no le interesa la democracia ni la lucha contra la corrupción, quiere tomar el control del Ministerio público, el Poder judicial y el Tribunal Constitucional con el único afán de blindar a la Sra. Keiko Fujimori y sus financistas. No vamos a permitir que vuelvan a pisotear las instituciones democráticas y copar todo el Estado para continuar con sus negocios y mafias.

3.    En el Parlamento dejamos clara nuestra posición; no permitiremos ni el lobismo de la derecha empresarial ni el golpismo de la mafia fujimorista. El Perú merece más que optar entre estas dos alternativas, no nos vamos a resignar a elegir siempre entre “el mal menor”. Ayer quedó claro que la derecha, espera superar la crisis con negociados y pactos de impunidad, nosotros no nos prestamos a su juego, vamos a construir una opción democrática de poder y gobierno en la calle y con la gente

4.    Decimos NO al indulto de Alberto Fujimori, La justicia no se negocia, las víctimas de crímenes probados de Fujimori merecen respeto. No permitiremos que a cambio de quedarse en el poder PPK avale la impunidad y vulnere la justicia en el país

5.    El señor Kusczinsky es la otra cara del fujimorismo neoliberal y representa la captura del Estado por grupos de poder económico que hacen sus negocios a costa de las necesidades de la gente. Le interesa muy poco la democracia y sólo la invoca cuando se ve en peligro.  Seguiremos siendo parte de la oposición frontal contra la política económica que implementa, contra el cierre del sistema político que permite, y contra la corrupción y entreguismo que representa. Mientras PPK y sus amigos hacen negocios, en el norte millones de compatriotas siguen esperando  la reconstrucción de sus viviendas, en Apurímac y Cusco miles se movilizan contra los impactos de la minería, los productores agrarios continúan esperando precios justos, las mujeres siguen exigiendo una vida libre de violencia. Desde ellos y ellas asumiendo sus demandas como banderas llamamos a la más amplia unidad para refundar la República.

6.    Nos reafirmamos en la tarea de recuperar dignidad y derechos.  De cara al bicentenario tenemos la oportunidad de transformar la realidad de pobreza y la desigualdad. Convocamos y nos sumamos a toda iniciativa de organización, encuentro y movilización popular por una nueva Constitución, por nuevas reglas de juego y un nuevo pacto social. No podemos ceder a la resignación, en nuestro país hay espacio para la esperanza, vamos a sostenerla con la fuerza de nuestros pueblos, de nuestros jóvenes, de las mujeres, las y los trabajadores, con la convicción de que trabajamos por un Perú de justicia, democracia y dignidad.

COMISIÓN POLÍTICA- MOVIMIENTO NUEVO PERU

No seremos parte de esta disputa entre el golpismo y el lobbismo

Durante años nos han impuesto un sistema que ha priorizado la inversión de grandes empresas antes que el desarrollo de la gente. Un sistema que concentra la riqueza en unos cuantos mientras la pobreza y desigualdad se profundiza. Un sistema sustentado en la Constitución de 1993, que privilegia los negocios de unos pocos y vulnera los derechos de los trabajadores, los pensionistas, de los jóvenes, las mujeres, los pueblos y comunidades.

 

Este modelo político económico que ha permitido tanta corrupción y que ha sido incapaz de asegurar derechos y bienestar para las mayorías, ha fracasado; así lo evidencian los cinco ex presidentes presos o investigados por corrupción y una legalidad que atenúa la separación entre lo público y lo privado.

 

Los responsables de esta crisis son los grupos empresariales y sus socios en el gobierno que usan el Estado como fuente de negocios. Que lo sepa la población: ambos, los empresarios y sus aliados mafiosos en el gobierno, nos han llevado a esta crisis. El gobierno de PPK ha cedido una y otra vez al fujimorismo autoritario que avanza en intervenir el TC y amenaza al Fiscal de la Nación y el Poder Judicial porque su máxima lideresa está siendo investigada.

 

Como Movimiento Nuevo Perú, no vamos a hacerle el juego ni al fujimorismo golpista autoritario ni al lobbismo empresarial de PPK. Que sepan los peruanos y peruanas que nadie tiene que resignarse al MAL MENOR. El Perú merece más que optar entre estas dos alternativas. Vamos a cambiarlo todo. Vamos a recuperar el Estado para la gente.

 

En el país hay espacio para una salida democrática y es la que como Nuevo Perú vamos a construir, con las organizaciones sociales, con todos y todas los que amamos y defendemos al Perú del autoritarismo y la corrupción. Luchando contra el indulto a Fujimori, una forma de impunidad que no es negociable.

 

A LA REFUNDACIÓN DE LA PATRIA, POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

¡POR UN NUEVO PERÚ!

Forjando una salida democrática a la crisis con la gente

La profunda crisis política y económica en que se halla el país; la corrupción que involucra al gobierno, al fujimorismo y sus aliados, así como el permanente ataque contra las instituciones democráticas para garantizar su impunidad; ratifica la necesidad de construir un camino alternativo, ciudadano y popular que apunte a un Nuevo Perú, democrático, soberano y diverso. Ante este grave panorama, que profundiza la desconfianza en la clase política y afecta las condiciones de vida y las necesidades concretas de la población, el Movimiento Nuevo Perú considera urgente:

1. Construir la más amplia unidad social y política del pueblo y las fuerzas progresistas y democráticas para frenar la ofensiva de la derecha lobista y fujimorista.

2. Exigir la convocatoria a un proceso constituyente, para refundar la República y democratizar el país, con amplia participación de la población.

3. No a la impunidad frente a los crímenes de lesa humanidad. No al indulto a Alberto Fujimori.

4. Sancionar a los corruptos, caiga quien caiga, respetando la división de poderes, rechazando el intervencionismo del Fujimorismo que desde su mayoría parlamentaria pretende imponerse sobre el Tribunal Constitucional, el Poder Judicial y el Ministerio Público.

Asimismo, al aspirar ser alternativa de poder y gobierno, nos reafirmamos en la necesidad de impulsar y trabajar por un país democrático y de justicia social, que garantice derechos para todos sus ciudadanos y ciudadanas, en particular salud, educación pública y de calidad, con seguridad alimentaria y trabajo digno. Un país que asegure la defensa de los territorios para los pueblos indígenas, comunidades y vecinos de las ciudades que promueva la riqueza y diversidad cultural, garantizando la equidad y la vida libre de violencia para las mujeres y la población LGTBI; líneas que se desarrollamos a detalle en nuestra plataforma programática.

En torno a estas banderas llamamos a promover la más amplia unidad y la movilización cotidiana de ciudadanos, movimientos sociales y organizaciones sindicales construyendo condiciones para que la crisis no se resuelva a través de un pacto entre quienes nos han gobernado siempre, sino que se resuelva a través de un pacto nacional, popular y democrático que se exprese en una nueva Constitución y en un nuevo Gobierno.

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ