Etiqueta: Verónika Mendoza

El pueblo habló y pide más cambios. 5 tareas urgentes posreferéndum

La importante participación ciudadana en el referéndum del 9 de diciembre es la afirmación de la soberanía popular como esencia de la democracia. El pueblo ha hablado y ha expresado su contundente rechazo a la mayoría parlamentaria y a una manera de hacer política autoritaria, lobista y corrupta. Este Parlamento, en la práctica, ha sido censurado por la gente.

 

La ciudadanía ha demandado, entonces, un cambio profundo encaminado a la recuperación de la justicia y la democracia para ponerlas al servicio del pueblo. Por ello, desde el Nuevo Perú ratificamos la necesidad de impulsar el diálogo y la movilización ciudadana para garantizar que los cambios se den y que se den a favor del pueblo.

 

Hoy, tras el referéndum, consideramos que éstas son las tareas urgentes:

 

  1. Garantizar que las investigaciones por corrupción lleguen hasta el final. Sabemos que los investigados seguirán buscando entorpecer la justicia, utilizando su mayoría en el Parlamento o a su fiscal de la Nación. Debemos estar vigilantes para impedir que esto ocurra.

 

  1. Garantizar que la Junta Nacional de Justicia aprobada en el referéndum se implemente con los más rigurosos criterios, con absoluta transparencia y garantizando la participación de las mujeres.

 

  1. Continuar la reforma política y renovar los partidos con cambios urgentes como la restricción de la inmunidad parlamentaria, las garantías de participación de las mujeres y los pueblos indígenas y nuevas reglas de juego para los partidos políticos. No basta con renovar las candidaturas, es necesario renovar los partidos o seguiremos teniendo representantes lobistas y corruptos.

 

  1. Impulsar más reformas anticorrupción para acabar con los lobbies. No podemos permitir que grandes empresas como Odebrecht, el Club de la construcción, mineras y petroleras sigan imponiendo leyes a medida, adendas infinitas a los contratos, sobrevaloraciones, exoneraciones tributarias y toda clase de beneficios económicos en perjuicio de la gente. No podemos seguir en este caos donde se impone el que más dinero tiene, necesitamos un Plan nacional de infraestructura y un nuevo sistema de contrataciones y APPs ordenado y transparente.
  2. Reactivar la economía y crear trabajo para la gente. En los últimos 3 años no se han creado empleos, pero hay cerca de un millón más de personas buscando trabajo. Recortar vacaciones o facilitar despidos como quiere la CONFIEP y el ministro de economía no es la solución, sólo reduciría el consumo y agravaría la crisis; lo que se necesita es reactivar la industria y la construcción aumentando la inversión pública, apoyando el agro reactivando el Agrobanco, poniendo en marcha el gasoducto del sur, eliminando las millonarias exoneraciones tributarias para invertir ese dinero en salud, educación, programas productivos, lucha contra la violencia hacia la mujer, etc.

 

Más allá de estos cambios urgentes, debemos seguir construyendo espacios de diálogo y trabajo conjunto con los diversos sectores y territorios del país, avanzando hacia un nuevo pacto entre los peruanos y peruanas consagrado en una nueva Constitución sobre la base de la soberanía, la justicia, la solidaridad y la democracia.

 

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

12 de diciembre 2018

A recuperar el Perú y la democracia para la gente

En los últimos días los peruanos y peruanas hemos escuchado con estupor cómo jueces y miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) –la institución que nombra y asciende a los jueces y fiscales- arreglan los concursos para favorecer a su gente, contratan personas y empresas para pagar favores y blindan a sus socios políticos. Escuchamos con indignación cómo uno de ellos incluso negocia con un caso de violación a una niña de 11 años, ofreciendo rebajar la pena al violador o incluso declararlo inocente.

 

Desde el Movimiento Nuevo Perú hemos exigido que estos jueces y miembros del CNM dejen sus funciones inmediatamente y que se les investigue y sancione en los fueros correspondientes para que nunca más vuelvan al Sistema de justicia. Así mismo, hemos planteado que se detengan todos los nombramientos u otras decisiones de este CNM para impedir que los corruptos intenten blindarse.

 

Sin embargo, sabemos que no estamos ante casos aislados sino ante mafias que han cooptado el Sistema de justicia y redes de tráfico de influencias para blindar a los corruptos, incluidos a los que están involucrados en el caso Odebrecht. Por eso, se debe reestructurar completamente el CNM para purgarlo de los corruptos y establecer mecanismos de selección de sus miembros que den garantías de probidad y transparencia.

 

Pero la crisis y la corrupción no están solo en el CNM. Todo el sistema está podrido. Hubo crisis y corrupción en todos los últimos gobiernos, las hay en el Congreso, en el sistema electoral y en el sistema de justicia. Nuestra democracia está secuestrada por bandas de mafiosos y lobistas que solo se preocupan por sus negocios e impunidades. Amparados en las reglas establecidas en la Constitución del 93 quieren seguir rematando nuestros recursos mientras nos dejan migajas, explotando a los trabajadores, exonerando impuestos a los grandazos mientras le suben el combustible a las familias, negándole justicia a las víctimas de la corrupción, de la violencia y del machismo, negándole educación integral y para la igualdad a nuestros hijos, negando la historia y falseando la memoria.

 

No podemos esperar que ellos mismos cambien esta situación que han generado y mantenido. No lo van a hacer. Por eso los ciudadanos debemos organizarnos, movilizarnos y exigir que se vayan todos los corruptos y recuperar el Estado y la Democracia para la gente, con nuevas reglas que se consagren en un nuevo pacto entre peruanos: una nueva Constitución. Salgamos todas y todos a las calles este 19 de julio en la Jornada Nacional de Lucha para recuperar el Perú.

 

 

¡Nuevas elecciones con nuevas reglas!

¡Nueva Constitución para un Nuevo Perú!

 

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

10 de julio 2018

Revalorando el rol y profesión de los maestros y maestras

La educación pública en nuestro país se encuentra en una situación crítica.  La infraestructura de muchas escuelas es deplorable y la inversión estatal por estudiante es de las más bajas de América Latina. El Estado no garantiza una educación gratuita y de calidad para todos, sino apenas la “libertad” de los padres de “elegir” los centros educativos en los que estudiarán sus hijos. Ante el abandono de la escuela pública, los padres optan por centros privados. Es decir, se promueve la mercantilización de la educación y no se garantiza el derecho a la misma. Esa es una de las reglas que deben cambiarse en la Constitución  para darle futuro a la niñez peruana y salir de la crisis en la que se encuentra el sistema educativo.

 

Esa crisis también se evidencia en la situación del magisterio. Pese a que el gobierno se comprometió a incrementar la remuneración docente a 1 UIT al 2021 no se evidencian avances concretos. Tampoco se aprecian mejoras en la implementación de la carrera pública magisterial, que no prioriza la capacitación del profesor, incrementa la cantidad de maestros contratados y mantiene el sesgo punitivo en las evaluaciones. La carrera pública magisterial debe mejorar integralmente, revalorando la profesión docente y priorizando su capacitación permanente.

 

A esta grave crisis se suma la existencia de sectores políticos conservadores y religiosos, que encuentran en el fujimorismo su vocero político natural, interesados en imponer su visión sesgada de la historia y sus creencias particulares.  El MINEDU debe garantizar que los niños y niñas reciban una educación basada en la realidad y la evidencia científica, histórica y pedagógica, una educación en y para la igualdad.

 

Desde el Nuevo Perú, consideramos que, para superar la actual crisis educativa, es urgente realizar cambios constitucionales, cambios en las reglas de juego. La educación no puede ser vista como mercancía y debe responder a una política de Estado que garantice los recursos y presupuestos necesarios. También afirmamos, como lo hicimos durante la huelga docente del 2017, que ninguna “reforma” puede sostenerse en la precarización de las y los docentes, con maestros desvalorizados y estigmatizados como los culpables de las falencias de la educación pública. En ese sentido, nos solidarizamos con los y las maestras que vienen luchando por una mejor educación y condiciones de trabajo, y exigimos que el gobierno dé cumplimiento a los compromisos asumidos el año pasado, revalorando su rol y su profesión.

 

Contamos con los maestros y maestras del Perú para garantizar que los niños y niñas reciban una educación de calidad, con enfoque intercultural y de género, con perspectiva crítica, innovadora y solidaria.

 

Movimiento Nuevo Perú

6 de julio del 2018

A construir una alternativa desde el poder constituyente del Pueblo

El Movimiento Nuevo Perú se ha sumado de manera comprometida a las marchas nacionales contra el indulto ilegal e inmoral y el pacto de impunidad de los corruptos. Seguiremos en las calles las veces que sea necesario hasta que se anule el indulto, por la memoria de las víctimas y en respaldo a la larga lucha que han librado sus familiares en búsqueda de una justicia que ha sido pisoteada por el Sr. Kuczynski.

Hemos escuchado y acompañado el clamor de quienes desde las calles han exigido también que el Sr. Kuczynski deje la Presidencia porque ha traicionado los principios básicos de la Justicia por salvar su pellejo, canjeando su cargo y su impunidad por un indulto a un ladrón y asesino. Ayer era la mafia fujimorista quien lideraba un pedido de vacancia con el único afán de eludir las investigaciones de corrupción en su contra. Hoy es el pueblo en las calles el que exige que se vaya PPK y que se vayan todos los corruptos. Esa es también nuestra exigencia.

Sin embargo, sabemos que esto no basta. Si no cambiamos las reglas de juego, la manera de funcionar del Estado que favorece y legitima la corrupción, entonces vamos a repetir la misma historia con otros personajes. Por eso impulsamos también la construcción de un nuevo pacto político-social y ciudadano para recuperar la democracia y el Estado de manos de los lobbies y las mafias para ponerlos al servicio de la gente, para resolver los problemas de trabajo, seguridad, servicios, justicia. Esto, en en el marco del ejercicio pleno de la democracia, por lo cual rechazamos las campañas de estigmatización y los psicosociales que los corruptos promueven pretendiendo silenciarnos.

Promoveremos y participaremos en los diversos espacios de diálogo y movilización sobre este nuevo pacto por la soberanía, la justicia y la dignidad que se exprese en una nueva Constitución para un nuevo Perú. Buscaremos articularnos a todas las fuerzas políticas, sociales, ciudadanas que estén dispuestas a construir estos cambios, porque solo con esa fuerza organizada y movilizada podremos lograrlo. Hemos participado de estos esfuerzos en Cajamarca, lo haremos en Cusco a fines de enero y seguiremos en este proceso a lo largo y ancho del país. En ese marco, participaremos de la Marcha por el Perú el día 17 de enero en la Plaza Dos de Mayo, Lima, así como la Movilización nacional contra el indulto del 27 de enero.

Movilización, organización y debate
por una Nueva Constitución para un Nuevo Perú

MOVIMIENTO NUEVO PERÚ

Verónika Mendoza fue elegida Presidenta del Movimiento Nuevo Perú

La Asamblea de delegados para el Congreso Fundacional del Nuevo Perú eligió por aclamación a Verónika Mendoza como Presidenta del Movimiento Nuevo Perú por un periodo de dos años. La lideresa será acompañada por otros catorce dirigentes que integrarán la Comisión Política a cargo de dirigir esta agrupación de izquierda. Además se aprobaron los documentos fundacionales, tales como el estatuto, el ideario y las bases programáticas.

 

Álvaro Campana, Ruth Luque, Eduardo Cáceres, Mariela Belleza, Enver León, Grace Baquerizo, Tito Prado, Dalia Abarca, Gladys Vila, Guillermo Valdizán, Anahí Durand, Luis Isarra y Manuel Dammert integran esta dirección que juramentó antes del cierre del Congreso, llevado a Cabo el 8, 9 y 10 de diciembre en el local de la Confederación de Trabajadores de Construcción Civil en La Victoria Lima y que contó con casi 500 delegados de todas partes del Perú.

 

Así empieza el encargo para la primera dirección. “Es una etapa de avance y de construcción democrática. Una nueva etapa para el Nuevo Perú.”, destacó el Secretario General electo, Álvaro Campana.

 

En la fecha previa del viernes 8, Verónika Mendoza resaltó la necesidad de fortalecer al Nuevo Perú para hacerle frente a la crisis política que vive nuestro país, donde tanto el presidente como el partido mayoritario en el Congreso están investigados por posibles delitos vinculados a la corrupción. “Estamos en una situación en la que nos estalla en la cara la podredumbre que fue carcomiendo nuestra moral y nuestras instituciones. Hay quienes quieren que nos resignemos, que bajemos los brazos y que caigamos en la desesperanza. Hay quienes quieren que todo siga igual para que puedan seguir haciendo sus negociazos y el Estado siga secuestrado por el poder del dinero. Son esos que nos dicen que no hay plata para la salud y la educación, pero le regalan nuestros dinero a las grandes empresas. Aquí estamos reunidos para decirles que no vamos a permitir que esto suceda. No les tenemos miedo. Seguiremos con el corazón en la mano listos para dar esta batalla”.

 

“Hoy nos reunimos para hacer un balance y reconocer cuanto hemos avanzado en el proceso de construir ese país más justo y para trazar con claridad nuestros desafíos para adelante ¡Y vaya que tenemos desafíos!”, dijo Mendoza. “Mientras otros quieren traerse abajo el ministerio publico para poner a sus títeres y garantizar su impunidad, nosotros exigimos que se investigue y se sancione a todos los corruptos caiga quien caiga”, añadió, en clara alusión a Keiko Fujimori.