UN PROGRAMA VIVO


Compartimos con ustedes el programa del Nuevo Perú que plantea los principales problemas y potencialidades del país, y nuestras orientaciones para atenderlos.


Este programa se ha construido en diálogo con la gente, recogiendo sus demandas, sus sueños, sus luchas concretas y cotidianas. Hablamos de un programa vivo porque no queremos que quede en un papel, queremos que se enriquezca permanentemente del diálogo y de las luchas, que incorpore las nuevas agendas y las nuevas miradas que se van construyendo en la sociedad.


Queremos que sea una herramienta que nos ayude a comprender la sociedad y el Estado pero también a transformarlos, a resolver los problemas, que oriente nuestra acción política, que nos ayude a cambiar los sentidos comunes e impulsar un proceso constituyente, es decir, construir un nuevo pacto entre peruanas y peruanos



Ideario nuevo perú





NUEVA MINERÍA PARA UN NUEVO PERÚ

Que nuestros recursos sirvan para el desarrollo integral y sostenible del país, no solo para engordar algunas billeteras.



El Perú es uno de los países con mayor diversidad de bienes naturales del planeta. Nuestros minerales constituyen solo una parte de los bienes naturales que tenemos en nuestro territorio. A lo largo de nuestra historia, gobiernos ávidos de renta fácil y empresas que buscaban maximizar sus ganancias han impuesto políticas centradas en la exportación indiscriminada de materias primas. En todos los casos, se ha generado grandes beneficios para las empresas y los ingresos públicos han sido dilapidados por élites políticas ineficientes y corruptas. Así ocurrió también en el periodo del superciclo de las materias primas de los años 2003 al 2012 que terminó abruptamente abriendo una etapa de inestabilidad e incertidumbre.


Pese a nuestra rica diversidad y a toda la evidencia histórica, las élites política y empresarial insisten en convencernos de que el Perú es solo un país minero y que sacar adelante grandes proyectos mineros es más importante que el medio ambiente, la salud y los derechos de las poblaciones impactadas por esos proyectos.


Reconocer al Perú como país megadiverso no significa la negación de la minería, sino la construcción de un modelo de gestión que equilibre la dimensiones económica, social y ambiental en la perspectiva de lograr la sostenibilidad. Para ello es fundamental modificar la institucionalidad pública para dotarnos de un Estado que cumpla un efectivo rol de planificación, de mediación y valoración de los diversos intereses, evaluando no solo los beneficios económicos sino también los impactos sociales y ambientales de la actividad minera. Es necesario construir una matriz productiva diversificada, amigable con la naturaleza y respetuosa de los derechos de las poblaciones.



Ideario nuevo perú






5 PROPUESTAS PARA GENERAR EMPLEO Y REACTIVAR LA ECONOMÍA


Hoy el Estado y la democracia están secuestrados por grupos de poder económico y mafias que deciden las políticas, leyes y presupuestos en función de sus intereses. La corrupción está carcomiendo todas nuestras instituciones por dentro, promovida y perpetuada por las reglas de juego consagradas en la Constitución del 93 que reducen al Estado a un rol subsidiario, pretendiendo que la “mano invisible del mercado” lo resolverá todo, manteniendo el desorden y la informalidad para que a “río revuelto” pesquen los poderosos, es decir, se imponga el poder de dinero y no la justicia .



Ideario nuevo perú

Únete tú también: Yo Me Uno